Der rattengott – El dios de las ratas (1976)

Author: No hay comentarios Share:
La acción transcurre en una ciudad no especificada, pero centroeuropea y de lengua eslava. Estamos a principios de los años 30, y una crisis económica terrible (consecuencia del Crack del 29, seguramente) azota Europa y se ceba con especial intensidad en el escenario de nuestra historia, llenando las calles de desempleados, miseria, hambre y violencia.
Ivan Gajski, un joven escritor que no ha conseguido publicar ningún libro, malvive a salto de mata, condenado al paro y a la semiindigencia hasta el punto de verse obligado a dormir al raso. Una noche se refugia en el edificio abandonado de un Banco y es testigo de una extraña reunión clandestina. Un asombroso baile (con banquete y orgía incluidos) en el que los asistentes, aparentemente humanos, jalean a un líder al que aclaman como su Salvador y Mesías.
Por lo que cree entender, esas personas (o lo que sean, ya que su aspecto es equívoco y a veces recuerda al de las ratas) forman parte de una organización secreta cuyo objetivo es adueñarse del poder y dominar la ciudad. Asesinando, si es necesario, a todos aquellos que se opongan a ellos

Reseña: El dios rata es una película yugoslava (en aquel entonces -1976- Yugoslavia todavía existía… Decir que es croata es, aparte de reduccionista, mentira) que –vivediós- es una pequeña joya del género terrorífico.

El título original, en serbocroata, es Izvabitelj; que quiere decir, literalmente, El Salvador (o El Mesías). De hecho, en Internet, las reseñas en inglés sobre la peli manejan el título The Savior (que significa lo mismo). Fueron los alemanes los que cambiaron la cosa cuando la cinta se estrenó en su país y la titularon Der Rattengott (El Dios De Las Ratas o, mejor dicho, El Dios Rata) añadiendo como muletilla “Die Nacht Der Verwandlung” (La noche de la Transformación). Por eso en algunas partes, la traducción inglesa también aparece como The Rat Savior.

Esta aclaración sobre el título creo que explica bastante de qué va la historia. Estas cosas hay que aclararlas, mes amis.

La peli entra, de hoz y coz, en el género de Terror. No me gusta destripar el argumento de las reseñas que cuelgo, pero creo que queda claro que esto va de hombres-rata que se organizan para llevar a cabo su horrible propósito (gestado en las alcantarillas, en los vertederos, en medio de las inmundicias más abyectas), consistente en hacerse con el control del Mundo y terminar dominando (y devorando) a los seres humanos. Tal cual.

Que a nadie le eche para atrás el hecho de ser una película realizada “al otro lado del Telón de Acero”, porque Izvabitelj/Der Rattengott es una cinta perfectamente homologable a las que, por aquel entonces (los años 70’s), se hacían “a este lado del Telón”. De hecho, es mejor que muchas. Su argumento es impecablemente occidental, como lo es el desarrollo, el rodaje, la ambientación y todo lo demás. Esto es un ejemplo pluscuamperfecto de Euroterror setentero elegantoso, serio y bien llevado, mes amis. Aunque (las cosas como son) hay que reconocer que mucho más comedido que el que por entonces se estilaba en Occidente. Porque aquí no hay sangre, ni tripas, ni puntos gore (algo que, ya por entonces, empezaba a estilarse en Italia y en España). Al fin y al cabo, esto no es un exploit. Es una película de miedo seria, autoconsciente y con vocación importadora. En ese sentido, está más cerca del viejo estilo sesentero británico (se nota que las pelis de la Hammer se estrenaban en la Yugoslavia comunista) o de la vieja serie B americana de los 50 que del de los primos sureuropeos, ejem.

Y, la verdad, ni falta que le hace mostrar sangre ni tripas. Porque, por sí mismo, el argumento vale mucho. Y, puestos a ser tremendistas, una sola escena (en la que una rata –un bicho, tal cual- devora a uno de sus congéneres) vale por cien, mes amis; al menos a la hora de ser explícito y enseñar, cara a cara, el horror que espera a los protagonistas si triunfa esa especie de epifanía ratonil y blasfema (dios incluído) que el guión maneja.

Por cierto, que la peli recuerda, en cierto sentido (argumental, ideológico) a un clásico de la Sci-Fi tan célebre como La Invasión De Los Ladrones De Cuerpos. No quiero dar muchas pistas para no crear spoilers, pero cuando la vean ustedes entenderán a lo que me refiero.

En serio, a mí me ha parecido una película excelente. Impecable. Imprescindible.
Desconocida y semiolvidada, sí (como casi todas las que os traigo). Pero (también como todas) absolutamente disfrutable y digna de ver. Perfecta para una noche de invierno (o de Halloween, si puede ser), con su puntico sobrenatural, su elegante empaque y su maravillosa tensión de la vieja escuela. Como los viejos dioses (sean antropomorfos o ratomorfos) mandan.

Y un último comentario: El argumento está basado en un relato o novela de Aleksandr Grin, un autor ruso que murió en 1932 y que yo desconozco por completo. Según parece, Grin fue un revolucionario de primera hornada (participó en el proceso que acabó con el Imperio de los Zares e instauró la Unión Soviética –lo que no evitó que muriera en la miseria-) y, si uno atiende al mensaje subliminal (y no tanto) de esta peli, parece claro que encierra un claro contenido ideológico anticapitalista. Es fácil identificar a los hombres-rata confabulados para hacerse con el poder (el político, el económico, etc) con el Capital y las clases privilegiadas que explotan al proletariado. Pero siendo eso cierto, lo mismo podría decirse de un montón de películas de terror, que pueden ser vistas como parábolas de cosas parecidas (desde los vampiros a los zombies, ejem). Por otro lado, cuando veía esta película no podía evitar pensar que cualquier espectador podía dar la vuelta a esa interpretación y ver en los siniestros y monstruosos villanos de esta peli un trasunto de cualquier grupo étnico, económico o de clase por el que sienta cierto desagrado, adaptando su mensaje a su propia ideología (los nazis hubiesen visto en los hombres-rata a los judíos; los supremacistas blancos a los negros; los judíos a los nazis; los ultraderechistas a los inmigrantes; los jóvenes a los viejos, los maccarthistas a los comunistas, etc, etc).
Y nada más. Que voacés disfruten la peli.


Titulo original: Izvabitelj
Año: 1976
Genero: Terror – Monster-movie – Aventuras
Pais: Croacia; Ex-Yugoslavia
Director: Krsto Papic
Guion: Krsto Papic, Ivo Bresan y Zoran Tadic
Reparto: Ivica Vidovic, Mirjana Majurec, Relja Basic, Fabijan Sovagovic, Ilija Ivezic, Branko Spoljar, Petar Dobric, Edo Perocevic, Ana Hercigonja, Zvonimir Ferencic, Boris Festini, Zdenka Trach, Mirko Boman, Jovan Stefanovic

Previous Article

Historias insólitas (1970)

Next Article

La brigada de los maleficios (1971)

Tambien te puede interesar